lunes, 19 de noviembre de 2007

Hoy no quiero estar sola


Hoy quiero sentir levemente,
quiero vivir suavemente,
como si existiera,
y no existiera a la vez.
Quiero el lado bueno de la vida,
el que dicen que es color de rosa,
hoy no quiero estar sola...
Hoy quiero un sentimiento
que trascienda mi existencia,
quiero un beso lento y suave,
que no hiera, que no queme,
que no muera en un instante.
Quiero una mano que acaricie
y que no sepa golpear,
quiero un alma que no duela,
quiero un bálsamo a las penas.
Quiero cosas suaves,
tranquilas, delicadas,
quiero sentir menos intenso,
quiero anhelar lo que ya tengo,
quiero deseos satisfechos,
no quiero historias,
no más cuentos...
Hoy no quiero estar sola,
pero no quiero sufrimientos,
no quiero problemas,
no quiero, no quiero...
Quiero paz, quiero amor,
quiero ser como el viento,
inconsciente, libre,
nunca herido,
jamás retenido...
Estoy agotada de soñar,
de pensar y desear,
de ilusiones que no duran,
de quimeras irreales,
de que me partan el corazón,
sin misericordia,
sin ni siquiera, pedir perdón...
Quiero un nuevo aliento,
que infunda vida
a aquello que no ha nacido,
que anime todo aquello
que no sabe moverse,
que me saque este peso,
que no me deja respirar...
Pero nada de eso tengo,
y sólo puedo expresar,
que hoy no quiero estar sola...